Es un  proyecto que está enfocado en mejorar las condiciones de vida de 200 familias a través del fortalecimiento de sus medios de vida, la incorporación de nuevos hábitos personales (enfocados en la seguridad alimentaria, higiene y valores familiares) y la organización comunitaria, en 10 comunidades de 5 municipios del corredor seco de Nicaragua.

Durante el mes de octubre se ha realizado la presentación oficial del mismo en las distintas municipalidades en las que las Diócesis involucradas en el proceso harán intervención:

Presentación ante la Municipalidad de Ciudad Dario- Matagalpa

Pin It on Pinterest