El clero de la Diócesis de Matagalpa peregrinará el próximo sábado a Rancho Grande para rechazar nuevamente las pretensiones de explotación minera, dado que, según la institución católica, esta destruye la naturaleza. “La Iglesia de Matagalpa rechaza la minería y por eso hemos organizado esta primera peregrinación”, explicó monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa y quien encabezará la peregrinación. De acuerdo con el jerarca católico unas diez mil personas del municipio de Rancho Grande peregrinarán por la defensa de la ecología, en la víspera de las fiestas dedicadas a San Francisco de Asís, patrono de la naturaleza. Álvarez informó que a la actividad se unirán también “hermanos no católicos” de ese municipio de Matagalpa. “Nos interesa que las autoridades gubernamentales comprendan que toda la población está en contra de la minería”, reflexionó el obispo. El religioso recordó que el ser humano debe “ser un protector del medio ambiente y no un destructor”. La actividad terminará con una actividad eucarística a las 11:00 de la mañana.

Cortesia: La Prensa

Pin It on Pinterest