El nuevo informe educativo que presentó la vocera del Gobierno, Rosario Murillo, este lunes, dejó más dudas sobre las tasas de abandono escolar, sobre todo en los preescolares del país, considera Vanessa Castro, especialista en Educación. En el mismo se dice que el pasado mes se realizaron 11,121 visitas a padres de niños que abandonaron el sistema o tienen muchas inasistencias a clases. Sin embargo, en el informe no se detalla si estas visitas corresponden al mismo número de niños que desertaron de las aulas en preescolar en lo que va del año o si estas forman parte de todas las visitas que deberán realizar las autoridades del Ministerio de Educación (Mined) para recuperar la matrícula en ese nivel. Según el Informe Comisión de Educación y Plan de las principales acciones de octubre de las Rutas Educativas, en preescolar se matricularon 259,230 niños este año. Y “en septiembre se realizaron 11,121 visitas a madres y padres de niños que se han retirado o tienen muchas inasistencias, para acompañar su reintegro y permanencia. Mediante estas visitas se ha logrado reincorporar a 28 niños al sistema escolar”, según el informe. Castro señala que la deserción en este nivel educativo está motivada no solo por las carencias del sistema, sino porque también hay padres de familia que consideran que el juego en el preescolar es pérdida de tiempo y por eso deciden no mandar a sus hijos a la escuela desde temprana edad. Además, “se necesita de maestros motivados y que los mejores docentes atiendan desde preescolar hasta segundo grado”, apunta Castro. En todo el mes de octubre, plantea el Mined en el informe escolar, se realizará un “monitoreo y seguimiento a la retención de matrícula en todos los departamentos del país y verificación en la retención”. Por lo que Castro considera que los datos presentados por Murillo este lunes podrían ser un indicador de que los niños están desertando del preescolar. Según el estudio Completar la escuela en Centroamérica: los desafíos pendientes, presentado en 2013 por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el país tiene 21,457 niños y niñas en edad de asistir a la educación preescolar que no van a la escuela. Para resolver este problema, además de mejorar los ambientes escolares, Castro plantea que el Mined debe revisar su sistema de ingreso al preescolar, porque hay escuelas que niegan el acceso de los niños que cumplen 3 años hasta el segundo semestre del año. De 3 a 5 años es la edad idónea para que los niños cursen el preescolar. 146,802 estudiantes están excluidos de la escuela, según el informe de Unicef. Pero hay otros 723,399 que van a la escuela primaria y secundaria y están en riesgo de abandonarla

Cortesía: La Prensa

Pin It on Pinterest