Las calles del pueblo continúan llenas de piedras; quienes llegan al pueblo deben sortearlas para poder continuar.

El vicario general de la Diócesis de León y Chinandega, monseñor Silvio Selva, se reunió con una comisión de la comunidad de Mina El Limón, que pidió abogar por el diálogo y la paz de la zona minera. Monseñor Selva pidió a los medios de comunicación “no dañar el diálogo” que se está estableciendo entre los líderes religiosos, trabajadores y pobladores con las autoridades de Gobierno.

“Los estoy oyendo, quiero saber qué es lo que pasa, qué es lo que quieren ellos, a dónde es el problema (y el mensaje es para) Nicaragua entera, la Iglesia es facilitadora, este problema no es de la Iglesia, nosotros somos mediadores, nos llamaron para mediar, dialogar y eso estamos haciendo”, expresó Selva. Comentó que el anhelo es que vuelvan la armonía y la paz a Mina El limón.

La comisión estaba integrada por el sacerdote de la Iglesia católica de Mina El Limón, Léster Ortiz; pastores de la Iglesia evangélica y dos trabajadores de la empresa B2Gold. Por su parte, Fernando Javier Espinoza Villegas, presidente del comité pastoral de la zona minera, dijo que el diálogo va en proceso.

“Estamos iniciando y tratar de iniciar el diálogo, primeramente Dios viene la paz, estamos creyendo en la armonía, nos van a llamar para una próxima reunión”, dijo Espinoza.

DIEZ PETICIONES

Los líderes del sindicato Pedro Roque Blandón, en Mina El Limón, han establecido diez puntos de agenda para el diálogo que pretenden sostener con el Gobierno luego de las protestas que se han vivido en esa comunidad. Una comisión de la comunidad de Mina El Limón se reunió con el vicario general de la Diócesis de León y Chinandega, monseñor Silvio Selva.

Entre los puntos que se tratarán están: no a la persecución policial en contra de los trabajadores y la población; liberación de los presos y suspensión de los cargos por parte de la empresa; reintegro de los líderes sindicales a sus puestos de trabajo; la destitución de cuatro funcionarios de B2Gold.

Además piden el desalojo inmediato de las fuerzas públicas dentro de la empresa, la comunidad y los caminos, la restitución de la paz social y laboral en las comunidades de Mina El Limón, Santa Pancha.

También piden empleos para los jóvenes de la comunidad, ya que supuestamente contratan gente foránea, entre otros puntos. AFECTACIONES SIGUEN En Mina El Limón las operaciones de B2Gold siguen paralizadas, las vías están obstaculizadas por enormes rocas y troncos que los manifestantes han colocado en señal de protesta.

En el pueblo se siente la falta de productos de consumo para el hogar y las clases están suspendidas desde hace más de diez días.

Por los disturbios ocurridos la semana pasada, que dejaron un oficial de la Policía muerto y cuantiosas pérdidas materiales, son procesadas diez personas, cuatro de estas detenidas.

AFECTARÁ INVERSIÓN

El delegado presidencial para las inversiones, Álvaro Baltodano, explicó que los actos ocurridos en Mina El Limón son un tema muy específico y puntual frente a la cancelación de una concesión para explotar recursos en Rancho Grande, Matagalpa. Baltodano prefirió evitar comentarios al respecto al ser consultado sobre si esos incidentes afectarán la imagen de Nicaragua ante los inversionistas internacionales.

Cortesía: La Prensa.

Pin It on Pinterest