Institución estima que 185 comunidades son afectadas por la sequía

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ya tiene en sus manos una carta en la que Cáritas de Nicaragua, le solicita declare con urgencia el Estado de Emergencia, para el Corredor Seco, donde miles de personas de 185 comunidades son afectadas por el hambre, como consecuencia de la prolongada sequía que ha provocado la pérdida de la cosecha de primera y amenaza postrera.

“El presidente Ortega ya tiene en sus manos la carta y esperamos que reflexione y esto tiene un espíritu humanista, cristiano y solidario. Hay miles de personas que están viviendo con hambre en la zona seca del país”, afirmó el padre Uriel Antonio Vallejos, director ejecutivo de Cáritas. “En pleno conocimiento de las realidades en que vive nuestra gente, recurrimos a usted, para que decrete Estado de Emergencia en el Corredor Seco”, exhorta la carta de Cáritas de Nicaragua, enviada al mandatario.

EL CORREDOR SECO

Los afectados del Corredor Seco, comprende zonas de los departamentos de Rivas, Carazo, Managua, León, Chinandega, Matagalpa, Jinotega, Boaco, Estelí, Nueva Segovia, Chontales y el municipio de Somoto. De acuerdo con informes de los directores diocesanos de las Cáritas, más de 65 mil personas se encuentran padeciendo hambre por la pérdida de sus cosechas y muchas personas han llegado al extremo de vender su ganado y animales de patio, para poder sobrevivir; otros han emigrado en busca de empleo a otros países.

“No solo las incidencias políticas representan las preocupaciones principales de Cáritas (…) Estamos profundamente comprometidos a trabajar con y las personas que sufren los efectos del cambio climático”, expresa la carta de Cáritas al gobernante, firmada por el obispo Carlos Herrera, presidente de Cáritas de Nicaragua. En otro párrafo, la carta de la institución caritativa que fue enviada el pasado martes a Ortega, apela a este a la responsabilidad moral por la crisis que atraviesan más de diez mil familias a causa de la escasez de lluvia.

“Hacemos un llamado a la responsabilidad moral de las decisiones que se deben tomar a nivel de la nación a raíz de la situación de la sequía que viven numerosas familias de zonas más vulnerables”, refiere el mensaje de la carta en manos de Ortega.

“QUE NO IGNORE”

Vallejos asegura tener la esperanza de que el Gobierno dará una repuesta ante la realidad “muy compleja” que viven miles de familias del Corredor Seco. “Esperamos que no se ignore nuestro llamado. Tenemos esperanza que habrá repuesta que tanto necesita nuestra gente víctima de los fenómenos climáticos”, afirmó Vallejos.

Ante la cruda realidad que viven pobladores de la zona seca de Jinotega, Vallejos explicó que pobladores de la zona húmeda se han solidarizado llevándoles alimentos y víveres.

“Hemos visto cómo hermanos con corazón cristiano de zonas húmedas de Yalí, San José de Bocay, El Cuá y Pantasma, han llevado alimentos, víveres y hasta agua a sus hermanos de las zonas secas. Eso es muy bonito porque es una acción cristiana y humanitaria”, expresó Vallejos.

Cortesía: La Prensa

Pin It on Pinterest