40 mujeres de tres comunidades de Juigalpa Chontales (Piedras Grande 1, Piedras Grande 2 y Quebrantadero financian sus planes de negocio con el premio otorgado por Cáritas Internacional mediante Cáritas de Nicaragua para la mejora y fortalecimiento de sus economías familiares.

Es aterrador no saber si se tendrá que darle de comer a la  familia al día siguiente,  la carga de este temor recae desproporcionadamente sobre las mujeres, muchas  de ellas ven a sus hijos pasar hambre y caer víctimas de enfermedades.

Sin embargo, en muchos países, las mujeres son parte de la solución al hambre. Aprendiendo nuevas técnicas de cultivo, uniéndose para ahorrar dinero, hacerse préstamos mutuamente, y trabajando en proyectos que las ayudarán a cultivar más alimentos, ellas son verdaderas “cultivadoras del desarrollo”.

Este fue el objetivo principal de Cáritas Internacional y la Fundación Fidel Götz, para lanzar el concurso “Mujeres Cultivadoras de Desarrollo”, este concurso se aperturó para proyectos orientados a las mujeres que están haciendo realidad el lema “Una familia humana, alimentos para todos”.

Cáritas de Nicaragua participó en éste concurso a través del Proceso Construyendo Estrategias Locales de Derecho a la Alimentación para el Desarrollo Integral de Comunidades más Vulnerables en las Diócesis de Estelí, Matagalpa y Juigalpa, alcanzando el galardón de  €10,000 euros,  luego de compartir con  167 países de otras regiones del mundo,  los cuales fueron entregados el día miércoles 16 de diciembre del corriente año a  mujeres emprendedoras de Juigalpa – Chontales.

“Primeramente doy gracias a Dios y después a Cáritas Internacional, que a través de este premio y sus proyectos se han acordado de nosotros en estas comunidades que estaban olvidadas por todos”, comentó Celia Miranda Ríos, Comunidad el Quebrantadero.

Las beneficiarias en su mayoría piensan invertir su parte del premio en la compra de terneritas para la producción de leche y así mejorar la dieta y economía familiar.

Por su parte doña Inés Ríos, de la comunidad de Piedras Grandes N°1,  comenta que éste premio es una bendición en tiempos de navidad y ayudará mucho en la economía de su familia, ella piensa invertir en gallinas, un cerdo y alimentos que permitan que los animales se mantengan.

Para Cáritas de Nicaragua ha sido un proceso  que ha generado muchos beneficios como lecciones aprendidas e igualmente conmueve ausencia de una gran mujer, promotora y luchadora de la comunidad Quebrantadero , la Sra. Teresa Miranda q.e.p.d misión que continua su hija Zayra Ruiz Miranda, quien recibió el premio.

“Este premio es una bendición, realmente no me pertenece a mi si no a mi madre que ya no está con nosotros, ella era promotora de la comunidad, en su nombre espero saberlo aprovechar con mi papá y hermanos para que sea un respaldo en nuestra economía familiar”, mencionó Zayra Ruíz.

Los procesos impulsados por Cáritas de Nicaragua se caracterizan por sus enfoques integrales de desarrollo y la participación con equidad e igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, por esa razón durante la entrega de los fondos hizo un llamado a los hombres a seguir cultivando relaciones fraternas, respetuosas y justas para alcanzar familias solidas en la unidad y el amor.

Pin It on Pinterest